Palabras de nuestro amigo “Chucho” desde España

Hace 151 años, ya va haciendo algún tiempo, se juntaron unos cuantos con la idea de formar un club de rugby… Ahora, con la perspectiva de la distancia, creo que esta afirmación ya no es cierta. Realmente no somos un equipo de rugby. Creo, quizás sea un poco ingenuo y tonto pensando esto, que somos mucho más que un equipo de rugby. Poco a poco nos hemos convertido en una familia, de hecho, tenemos más cosas vividas juntos que mucha gente que vive bajo el mismo techo”.
Tenemos viajes por todo el Pais, a Buenos Aires, al Seven de Corrientes y Tandil e incluso hemos ido ya varías veces a Europa, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Tenemos moretones de mierda que se quitan con agua; tenemos hijos pródigos que se van y regresan a los dos meses; tenemos directivos que siempre están pensando en el bien del club aunque a veces no les entendamos; también tenemos una rancho donde hacer los terceros tiempos y fernet y cerveza para regarlos; y tenemos la mesa redonda para festejar, tenemos una pequeña “casa de acogida” con Santafesinos, Entrerrianos, Cordobeses, del Oeste de Buenos Aires, Porteños, incluso tuvimos un Español que llamábamos “Gaita”; tenemos las historias de Fofi que sabe de todo, las del Negro Díaz que se acuerda el día en que nació ( veía una luz 😳 ) tenemos radicales y peronistas y varios del Pro; mucho pendeviejo y algún que otro Puma; incluso ahora tenemos hijos nuevos de jugadores; tenemos novias que nos dejaron y otras a las que dejamos; tenemos chicas que nos van a ver y otras que juegan al hockey…
Tenemos broncas entre Central y Newells pero como somos hombres de rugby nunca pasan de una curtida; tenemos una camiseta con los mejores colores, incluso con publicidad; tenemos camisetas que nadie sabe cómo salían del cuerpo del Lechón De Pascual; tenemos una cancha de rugby que es la más linda del País y las cenas de los jueves; tenemos frases de Cachilo en pedo que nadie sabe qué quieren decir… incluso tenemos a varios amigos que jugaron un Mundial.
Tenemos jugadas como “Lungo” que siempre terminan en try; tenemos nombres de chicas que no son mujeres sino jugadas que casi nunca salen, tenemos pequeños imberbes que ya se afeitan y niños que ya son hombres; tenemos señas del line que nunca cantamos y puestos que nunca cubrimos; tenemos partidos ganados… y muchos mas perdidos; teniamos a Carmelo que era la hostia; tenemos divorciados, casados, enconchados y, por estadística, debemos tener un gay que no sale del armario;
Y TENEMOS UNA CAMISETA BORDO Y CELESTE !!!
Y esta camiseta, en sí seria un trapo, no vale para nada, no tacklea , ni corre, ni lucha por un centímetro, ni gana partidos. Esa camiseta no seria nada si no nos representara, no sólo a los que juegan, sino a todos los que una vez se la pusieron y a todos los que alguna vez se la pondrán.
Así que cuando juegues un partido con esta camiseta, cuando entres en el vestuario y agarres esa camiseta, piensa en lo que significa y piensa lo que tienes que hacer por ella. Y si no estás preparado, sé honesto y déjala, que seguro otro la agarrará con orgullo. Cuando te vayas a poner esa camiseta hazlo convencido y sabiendo que tendrás que dejar hasta el ultimo gramo de fuerza que tengas.
Cuando estas en el vestuario y oyes el ruido de los tapones en el pasillo piensa que el césped que vas a pisar es tu casa; es tuyo, defiende cada centímetro con dignidad, no dejes que te los roben, no des una pelota por perdida y lucha !!
Cuando te la pongas hazlo con orgullo, igual que lo hacen todos los que tienes a tu lado, y hónrala.
Es tu casa y los de enfrente la quieren profanar, los de enfrente no son enemigos, pero si son adversarios. Pero no estás solo, mira a tu lado y verás a otros catorce que están luchando a tu lado por lo mismo que vos, por orgullo y dignidad. Y cuando el arbitro pite el final, vacíate. Y cuando acabe el partido, si has perdido sabrás que has hecho todo lo posible y estarás orgulloso… y si ganas, si ganas… bueno eso ya sabes lo que es.
Como se extraña estar en Plaza muchachos, disfruten del club !! Los quiero !!!